*SCREAM es sólo el Comienzo*

~ Apto para el público Tokiotelero ~
 
ÍndicePortalGaleríaFAQCalendarioBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Comparte | 
 

 Leb die Sekunde!! (parte 1)

Ir abajo 
AutorMensaje
Marisella
Libertad 89*
avatar

Cantidad de envíos : 116
Edad : 29
Fecha de inscripción : 19/10/2008

MensajeTema: Leb die Sekunde!! (parte 1)   20/10/2008, 12:35 am

al igual q en el otro foro pervertido puse un fic de Bill....ahora pongo uno de Tom!!!

noc si ya lo habran visto! pero es bueno q lo relean Cool es buenisimo!!!

_____________________________________________________________________________________

- Tokio Hotel? No me suenan de nada.. – Dijo el portero del hotel.
- Ni a mí.. Además, cuando vienen famosos y eso nos avisan..
- Pues estarán en el Bauzá entonces..

Nos sentamos en el bordillo de la ventana con las esperanzas decayendo por segundos.. Habíamos recorrido media ciudad (con tacones) para nada..

Miré a mi alrededor: en pleno Madrid, con gente que acababa de conocer (al menos en persona), muerta de frío, cansada y con una pancarta bajo el brazo. Y todo para nada.

- Nos vamos?
- Vamos a esperar un poco.. total.. ya que estamos..

Por lo menos la firma de discos había sido perfecta. Aquella sonrisa y aquél guiño de ojo seguido por un “danke schön” de Georg.. Aquella mirada y aquella sonrisa seguida de otro dulce “danke schön”, esta vez de Tom.. Hacía un rato que había muerto, sobretodo en el momento en el que Georg me acarició levemente al devolverme el permanente..

Tonterías que nada de especial tiene para cualquier persona, pero era más de lo que había esperado de ellos, y para mí sí que significaba mucho..

- Mira! – Me dijo Andrea con los ojos abiertos como platos.

Miré hacia la carretera. Acababan de llegar dos furgonetas con cristales tintados.

- No puede ser.. No es, no? No..

De la furgoneta más alejada salieron los guardaespaldas y se acercaron a la más cercana. Uno de ellos abrió la puerta mientras dos más se pusieron delante de nosotras. Las rastas de Tom se asomaron por la puerta del vehículo. Nos levantamos rápidamente y nos colocamos en la puerta del hotel. Bill adelantó a su hermano.

- Bill! – dije animadamente.
- Hi! - Su sonrisa era amplia y sincera. Tenerlo tan cerca me permitió descubrir que su belleza es totalmente real y su altura, mayor de la que esperaba.

- Georg!! A photo with me, please!! [Georg!! Una foto conmigo, por favor!!] – Me sentía la única fan de las cinco que estábamos allí, sólo me oía a mí misma.
- No, no, no! A photo no! [No, no, no! Una foto no!] - los armarios roperos no estaba por la labor de hacer algo por nosotras.
- Why? Is he made of crystal?? I won’t kill or violate him!! [Por qué? Es de cristal?? No lo voy a matar ni a violar!!] – Fue lo primero que se me ocurrió decir.. Y no supo qué contestarme. Supongo que en el fondo sabía que por una foto no pasaba nada, pero al fin y al cabo no dejaba de ser su trabajo.

Georg le dijo algo en alemán, que, debido a mi torpeza con ese lenguaje, no logré entender. Se acercó a mí sonriendo, se puso a mi lado cogiéndome de la cintura y, con la mano temblando, nos hice la foto, que, efectivamente, salió movida, muy movida.. Pero ya era algo.

- Danke schön! Danke schön!! – Mi voz sonaba temblorosa y él me sonrió mientras se alejaba.

Estaba asimilando lo que acababa de pasar, [sí, necesita asimilación ._.], cuando alguien me cogió de la cintura.

- A photo with me now? [Una foto conmigo ahora?]

Me quedé completamente paralizada al ver a Tom a mi lado. Él se rió al ver mi cara y me ofreció hacer él la foto. Sonreí como pude y esa foto sí salió decente, o, al menos, no movida. Me devolvió la cámara sonriendo y me enseñó un permanente. Pero yo no tenía nada para que me firmase allí mismo. Hizo un gesto de “no pasa nada” y me cogió la mano. Me estremecí al sentir el contacto de su mano suave y caliente en contraste con la baja temperatura de la mía. Me pidió permiso con la mirada y yo asentí. Me firmó ahí y esta vez, cuando me sonrió, lo hizo pícaramente. Miré mi mano: su firma precisa sobre mi piel con un pequeño pero claro 95 debajo. Le miré extrañada y él se llevó un dedo a los labios para que no dijese nada. Me sonrió por última vez y se metió al hotel cerrando todavía el permanente.

- Tom te acaba de poner lo que creo que te acaba de poner? – Me susurró Andrea.
- No lo sé.

Sí, claro que lo sabía. Pero no quería admitirlo. No quería emocionarme por un segundo para luego descubrir que me había tomado el pelo.

Estuvimos allí un rato más, comentándolo todo y tranquilizándonos. Me tapé la mano completamente con la manga del chaquetón. Lo último que me apetecía era que se viera que el mismísimo Tom me había dado “esperanzas”. Y si se enteraban de aquello sólo había dos posibilidades: o me dejaban en ridículo por creer que aquella cifra era algo, o se metían ellas mismas en el hotel. Y ninguna de las dos opciones me tentaba lo más mínimo.

- Bueno, nosotras nos vamos ya. Mañana nos vemos.

Ya sólo quedábamos tres. A los pocos minutos, el padre de la otra chica que quedaba, la vino a buscar y se fue también.

- Vale. Ya estamos solas. Sara, qué piensas hacer?
- No tengo ni idea. Es que no puede ser la habitación..
- Ah, no? Entonces, qué es?
- Una buena forma de reírse de las fans – Le dije con ironía.
- Mira que eres..
- Soy realista. Soy..
- Pesimista.
- Nah.. es sólo que estoy harta de que me den ilusiones para luego quitármelas en un segundo.
- Pues eso, pesimista. Si no vas tú, voy yo.

Me quedé pensándolo por un momento: y si era verdad? No podía irme a mi casa tan tranquila sin, al menos haberlo intentado. Si era mentira le odiaría por mala persona [] Si era verdad.. Si era verdad.. Prefería no pensar lo que podría pasar si fuera verdad.

- Está bien, vamos las dos..
- Las dos? Yo qué pinto allí?
- Pues que no voy a ir sola.. Y si me quiere violar? Eh? Qué hago?
- Estoy segurísima de que no sería una violación precisamente..
- Pues también es verdad. Pero no! Porque a mí el que me gusta es Georg.
- Y claro.. como te gusta Georg, Tom no vale nada..
- No, coño.. tampoco es eso..
- Pues entonces quédate.
- Me van a tomar por grupy..
- Ah, que no lo eres? – me contestó Andrea de forma irónica.
- Hombre..
- Claramente, sí – Y me miró como si no hubiese réplica alguna que le hiciese cambiar de idea.
- No lo soy..
- Sara, si cualquiera de los cuatro se nos pone a tiro, si NOS LO PIDE – dijo recalcando esto último – TODAS caeríamos a sus pies. O me estás diciendo que si Gustav intenta besarte, le apartarías la cara?
- Pues no.. – dije sonriendo.
- Pues eso..
- Pero es que no sé, Andrea.. No estoy muy segura..
- Vale. Pues vete a tu casa. Vete tranquilamente y quédate con la duda para el resto de tu vida..
- Exagerada..
- Vale, pues venga, vámonos..

Si me iba era cierto que me quedaría con la duda, pero si me quedaba..

- Has visto a los dos porteros y al botones? Cómo se supone que tengo que entrar?
- Por la puerta – dijo una tercera voz.

Me giré y vi a uno de los porteros mirándonos. Era moreno, no muy alto y vestía completamente de negro. A diferencia del botones que llevaba un abrigo blanco.

- Quieres entrar o no? – añadió él.
- Claro que quiere entrar – dijo Andrea.
- Esto..
- Cómo te llamas? – me preguntó el hombre.
- Sara.
- Pues Sara, la fregona me ha dicho que te deje pasar.
- La fregona no habla español. – Dije fulminándole ligeramente con la mirada.
- No. Pero inglés sí. Un inglés penoso y preguntándole al del pelo liso con cara de típico alemán bruto, pero inglés era..
- Oye! – Dije como llamándole la atención.
- Quieres entrar?
- Sara, joder, TIENES que entrar..
- Pero, y si es mentira?
- Pues mujer, como tampoco te estás haciendo muchas ilusiones que digamos, pues no pasará nada. Además, sólo lo sé yo – me dijo Andrea.
- Pero es que..

Andrea me cogió del brazo y tiró de mí hacia la puerta.

- Cumple el sueño, tú que puedes, por las que no podemos.
- Espérame.. En cuanto vea que no es su cuarto vuelvo a bajar..
- Sara, sí es su habitación. Yo si quieres espero. .
- Por favor..
- Bueno, vale.. pero vete ya!

La miré mientras me alejaba. No era justo. No era mi sueño.

El portero moreno, el que había hablado con nosotras, me sonrió abriéndome la puerta.

- Eh! Es una de las fans! Por qué le abres? A dónde cree que va? – gritó el segundo portero.
- Tiene permiso.

Aparté el chaquetón de mi mano y la contemplé un segundo. La firma seguía allí, perfecta. Al igual que el 95.

- Quinta planta.. – me susurró el portero aún sonriendo.

Tragué saliva y avancé hacia el ascensor. La gente me miraba. Qué hacía una chica normal y corriente subiendo en el ascensor de un hotel de gran lujo? Apreté el botón con el número cinco y las puertas de cristal se cerraron ante mí.

Fue entonces, sola en el ascensor, cuando me di cuenta de que tenía miedo. Miedo de Tom Kaulitz. Ahora me había planteado la posibilidad de que lo de la habitación fuera verdad, pero no estaba segura de por qué quería que fuera. Y eso era lo que me daba miedo. No estaba segura de querer lo mismo que él, si es que quería lo que yo creía que quería. Pero me sentía obligada a hacerlo. Era una oportunidad que miles de chicas deseaban, yo la tenía en mis manos y no podía desaprovecharla. La puerta del ascensor se abrió. Di un paso y me quedé con un pie ya en la quinta planta y otro aún en el acristalado ascensor, interceptando la puerta.

“Aún puedo irme” – Pensé para mis adentros.

Con un poco de suerte, Andrea me habría esperado y podría irme con ella. Miré hacia abajo.

“De verdad quieres irte?” – me dije a mí misma.

Claro que no. Quería quedarme.

Me giré hacia el pasillo de aquella quinta planta y miré alrededor. La puerta número 95 estaba hacia la izquierda. Comencé a andar. Oí pasos a mis espaldas, procedentes del pasillo de la derecha. No me giré. Sabía de sobra que fuera quien fuese me miraría mal. Y allí estaba. Ante la puerta 95, la puerta de una, al parecer grande, suite. Me miré la mano y comprobé por centésima vez el número. Sí, era el 95. Alcé mi mano para tocar la puerta..

- I had been waiting for you.. [Te he estado esperando..]

Me giré.. Exacto: Tom detrás de mí. Apoyado en la pared. Por lo que deduje que los pasos eran de él.

- Oh.. I.. I.. I can go now if you want.. [ Puedo irme si quieres.. ]
- No, I don’t want it. [ No, no quiero..]

Se acercó a mí hasta ponerse a pocos centímetros. Yo misma podía oír el golpeteo acelerado de mi corazón. Y miles de preguntas se agolpaban en mi cabeza. Tom me miró y me sonrió dulcemente.

- I’m not so good at English.. [ No soy muy bueno con el inglés..]
- Nor am I.. [ Yo tampoco.. ]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Marisella
Libertad 89*
avatar

Cantidad de envíos : 116
Edad : 29
Fecha de inscripción : 19/10/2008

MensajeTema: Leb die Sekunde (parte 2)   20/10/2008, 12:36 am

lo tuve q cortar xq el mensaje era demasiado largo! Razz
____________________________________________________________________________________

Mi voz sonaba algo temblorosa y no muy segura. La cabeza de Tom estaba justo por encima de la mía, tan cerca que me hubiese impuesto miedo si no fuera por su dulce mirada. Abrió la puerta de la suite sin dejar de mirarme y me cogió una mano invitándome a entrar. No me moví.

- Don’t be afraid.. [ No tengas miedo.. ]

No dejó de sonreírme mientras colocaba mi pelo detrás de mi oreja, acariciando suavemente mi cara. Volvió a invitarme a entrar con un gesto de su mano y esta vez pasé. Lentamente, pero pasé.

La habitación era realmente grande. Observé a mi alrededor, maravillada. Era preciosa. Estaba decorada de una forma muy moderna. Desde la entrada ya pude ver unos tres sofás de tapizado muy oscuro, una cama amplia con una colcha gris.. El baño, también muy moderno, de arquitectura geométrica en blanco y negro, con una gran vidriera. Y un gran ventanal por el que se veía la gran ciudad. En contraste con todo lo moderno, había figuras y algún que otro mueble de gran antigüedad, o, al menos, eso parecía.

- It’s so beautiful.. [ Es preciosa.. ] – dije maravillada.
- Yes, it is.. [ Sí, lo es.. ]

Me giré y le sonreí. Allí estábamos, en medio de una ciudad que ninguno de los dos conocía e intentando comunicarnos en un idioma que ninguno de los dos dominaba. Raro, realmente raro.

- Can I..? [ Puedo..? ] – Le dije haciendo una seña de adentrarme más en la suite.

Asintió con la cabeza, sonriéndome.

Me acerqué a la ventana. Retiré suavemente las cortinas lisas, suaves y finas y contemplé Madrid bajo mis pies. Alguna que otra luz de navidad alumbraba ya las calles. Giré mi cabeza y vi una guitarra apoyada en un sofá. Miré rápidamente a Tom ilusionada y él soltó una leve carcajada. Se sentó en el sofá cogiendo la guitarra y con un gesto me invitó a sentarme a su lado. Tom iba a tocarme alguna canción, sólo para mí.. La ilusión se apoderó de mi rostro.

- Emm.. Song..? [Emm.. Canción..? ]

Lo pensé por un momento. Una de ellos..

- Rette mich..
- My favourite song for playing in the guitar [ Mi canción favorita para tocar con la guitarra ] – Me dijo sonriendo.

Los primeros acordes de la canción comenzaron a salir de aquél instrumento con aquél sonido tan característico, tan suave.. Siempre me había emocionado oír tocar guitarras eléctricas sin estar conectadas al amplificador. Y oír la base de “Rette mich” de esa forma.. Mis ojos se empañaron de la emoción mientras lo miraba sin perderme un solo detalle. Llegando al segundo estribillo, y cuando asimilaba la última cara orgásmica, me miró dulcemente y sonriéndome. Estaba mirando sus manos y la guitarra cuando dejó de tocar.

- It’s beautiful.. [ Es preciosa.. ]
- Like you.. [ Como tú.. ]

Lo miré extrañada y vi una sonrisa pícara dibujarse en su cara a la vez que se incorporó acercándose a mí y dejando a un lado la guitarra. Puso su mano sobre mi cuello y me miró a los ojos. Creo que en ese momento me olvidé de todo, incluso de respirar, y fue entonces cuando sus labios rozaron los míos, cuando pidió permiso con la mirada y me besó. Fue entonces cuando morí por Tom Kaulitz..

Me besó dulce y suavemente.. como si temiera romperme.. Yo me dejé hacer. Estábamos algo cortados los dos, pero esa timidez no duró más de unos segundos. En seguida nuestras bocas se enzarzaron en una lucha pasional y fogosa. Tom se levantó del sofá sin despegarse de mí, haciendo que yo me levantara con él.

Sus manos me recorrían entera a una velocidad de vértigo, con caricias precisas y perfectas. Mis manos se perdían en su ancha ropa. Alcé su camiseta para posar mis manos sobre su pantalón. Le desabroché el cinturón y le quité la camiseta. Es sabido por todas que los gemelos son delgados, pero es una delgadez adorable y para nada grimosa ni desagradable. Su torso liso ante mí. Le acaricié durante unos segundos en los que él aprovechó para quitarme la falda. Nuestras bocas se separaron en el instante en que me quitó la camisa mientras me perdí en su suspiro.

Comenzamos así a dar rienda a nuestra pasión en el interior de una suite de un hotel, sin más forma de comunicación que cuatros sencillas frases en ese idioma que ninguno de los dos dominaba.. Pero ahora no importaba.

Al cabo de unos segundos, Tom se había sentado en la cama y yo estaba frente a él, de pie, inclinada para poder seguir besándole. Jamás se me olvidará esa forma de besar.. Pasión increíble, pero con una suavidad inimaginable. Maravilloso, completamente maravilloso. Y nada habíamos hecho todavía. Estábamos ambos en ropa interior, cuando Tom se separó de mi boca para recorrer todo mi cuerpo. Comenzó besándome por encima del sujetador, para a continuación quitármelo mientras me tumbaba bajo él. Su lengua jugueteando con mis pechos era algo que me provocaba una gran excitación, más aún cuando su mano se perdió en mis braguitas. Ardía ya en deseos de que al menos su mano se entretuviera ya directamente con mi vagina, ya que hasta ahora sólo lo estaba haciendo por encima de la tela. Pareció leer mis pensamientos o quizá fueron mis innumerables suspiros lo que lo llevaron a seguir bajando, a quitarme la única prenda que me quedaba puesta y a jugar con la parte más ardiente de mi cuerpo. Yo respiraba entrecortadamente, gimiendo despacio. Pero pronto los lentos gemidos se convirtieron en leves gritos que hacían sonreír a Tom y besar y lamer con más insistencia. Después de unos segundos no pude más y exploté sin poder aguantar durante más tiempo. Sonrió triunfal y subió de nuevo a mi boca..

- It’s delicious.. [ Es delicioso..] – dijo susurrando entrecortadamente.

Suspiré y tomé yo las riendas del juego. Hice que se acostase y comencé a recorrerle entero, con mis manos y mi boca. A pesar de que sus calzoncillos eran tan anchos como el resto de su ropa, la erección era bien notable, por lo que en seguida mi mano se dirigió a quitarle esa prenda que hacía rato que debería no tener puesta. Una sonrisa pícara se dibujó en mi rostro cuando mi lengua rozó su miembro. En ese momento pensé en todas las chicas que habían deseado durante meses e incluso años estar donde yo estaba ahora. En todas esas chicas que comentaban por los foros como sería el pene de Tom. Y yo ahora lo sabía. Mediría alrededor de 18 o 19 centímetros, y no excesivamente grueso, pero sí lo suficiente. Liso, y, por qué no decirlo? Realmente bonito. Perfecto en mi opinión. Y sólo con verlo incitaba a no dejar de juguetear con él. Los suspiros y ligeros gemidos de Tom fueron siendo cada vez más cortos y con más frecuencia. Su miembro estalló en mi boca al poco tiempo, y para seguir con lo perfecto que era, su sabor no era nada desagradable. Quizá era la emoción de estar con Tom Kaulitz, pero todo él era perfecto.

Suspiró y esta vez fui yo la que sonrió triunfal.

- Come here.. [ Ven aquí.. ]

Me acerqué a él y me abrazó mientras volvía a engancharse a mi boca. A los pocos segundos nuestra pasión se hizo notar de nuevo, pero esta vez tomó de nuevo él la dirección del juego. Se colocó sobre mí y se movió dentro de mí cómo tantas veces le había visto hacer con la guitarra sobre el escenario. Pensar eso me excitó aún más. Él lo noto y me sonrió.

- What.. happens..? [ Qué.. pasa..? ] – Dijo entrecortadamente.
- Leb.. die sekunde.. – canté ligeramente sonriendo pícaramente.

Su carcajada inundó la habitación para dejar paso a movimientos más fuertes y a gemidos que acabaron en un orgasmo al que llegamos prácticamente a la vez.

Suspiré profundamente mientras Tom se dejaba caer a mi lado, abrazándose fuertemente a mí y me besó levemente el cuello. Al cabo de un rato fui yo la que me abracé a él. Nos tapamos con las sábanas y la colcha y nos quedamos dormidos.




A la mañana siguiente me desperté, y , con los ojos aún cerrados deseé no salir de aquél sueño. Había sido tan bonito, tan real, tan.. perfecto.. Pero al fin y al cabo, un sueño. O eso creí hasta que sentí alguien que se movió a mi lado, en la cama, y se abrazó a mí. Abrí los ojos y le miré. Sí: Tom Kaulitz. Entonces todo había sido real. Sentí su cuerpo desnudo contra el mío y no me cupo duda de que era real.

- Good morning.. – me dijo en medio de un bostezo.

Le sonreí intentando asimilarlo todo y entonces me di cuenta de que estábamos a 14 de diciembre y no era un día precisamente libre para ellos..

- I have to go.. you have.. things to do.. [Tengo que irme.. Tienes.. cosas que hacer..]
- It doesn’t matter now.. for a moment, everything can wait.. [ No importa ahora.. por un rato, todo puede esperar ]

Y seguidamente me besó.

No fue hasta cerca de las doce cuando llamaron a su puerta, recogí todo corriendo y me escondí. No sabía quién era, pero por si las moscas, no salí del baño. No tardó en irse, y Tom vino al baño. Se acercó a mí y me besó.

- I’m sorry.. In some minutes I have to go out.. [ Lo siento.. en unos minutes tengo que irme..]
- Well.. I’m going now.. [Vale.. me voy ya..]

Me vestí rápidamente y me dispuse a salir de la habitación.
- This night..? [ Esta noche..] – me dijo él.
- I don’t know.. [ No lo sé.. ]

Avancé un paso y me cogió del brazo, me hizo girarme y me dio un largo beso.

- Thank you..

Él desapareció en el interior de la habitación y yo bajé a buscar una parada de metro y averiguar cómo llegar al palacio de los deportes.

Esa noche quizás pasó algo más, pero es otra historia y debe de ser contada en otro momento..

Fuente: foro de TH spain!
Autor: _SaRa_
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SoL I <3 *KiRo-BiLL*
Super Tokit*
avatar

Cantidad de envíos : 68
Edad : 27
Localización : Con BILL Y KIRO en eL Zimmer 483 *
Fecha de inscripción : 19/10/2008

MensajeTema: Re: Leb die Sekunde!! (parte 1)   20/10/2008, 12:54 am

esta buenizimo!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
***mary***and***tom***
Super Tokit*
avatar

Cantidad de envíos : 39
Localización : ENTRE LAS PIERNAS DE TOM !
Fecha de inscripción : 18/10/2008

MensajeTema: Re: Leb die Sekunde!! (parte 1)   20/10/2008, 2:03 pm

DIOSSSSSSSSS

o cmo yo digo

omg!

o my fucking good

dioossssssssssssssss

marissela linda preciosa !

TIENES QUE SEGUIRLA !

ES ORDEN

no mentira esta .........
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
YuLeiZii ~ ToM
Libertad 89*
avatar

Cantidad de envíos : 271
Edad : 24
Localización : PecandO qOn mi tOm n L zimmer 483 (6)
Fecha de inscripción : 18/10/2008

MensajeTema: Re: Leb die Sekunde!! (parte 1)   20/10/2008, 3:54 pm

Mien Gott!!!! Shocked

Schatzii este fic estuvo wenaassooo!!

Twisted Evil me encantó !!!!

q liiindoo!! cheers

Amo como escriben als españolas XDDD

Danke x ponerlo schatzi I love you
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
<3ToBiG2~Keren<3

avatar

Cantidad de envíos : 8
Edad : 27
Localización : room 483
Fecha de inscripción : 20/10/2008

MensajeTema: Re: Leb die Sekunde!! (parte 1)   23/10/2008, 3:58 am

wow
st fic son cmo los pensamientos
q tngo co tom jiji xD
muy profundo
me llego azta el corazon
y se me salieron las lagrimas
azta m imagine todo
pero conmio el y yo encam tomk bua

muy bueno el fic
danke marisella
spero ver la 2da parte T_T

amo a tom con todas las fuerzas de mi corazon ♥️
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.myspace.com/bebayozito
*janie*_th
Super Tokit*
avatar

Cantidad de envíos : 66
Edad : 28
Localización : con bill en el room 483!
Fecha de inscripción : 24/10/2008

MensajeTema: Re: Leb die Sekunde!! (parte 1)   24/10/2008, 10:34 pm


OMG! zta buenizimo Marisella
ahber zi t conziguez uno d bill
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Leb die Sekunde!! (parte 1)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» CATA OCTAVA (Parte II)
» VENDO PARTE DE MI COLECCIÓN DE DISCOS
» Entrevista en la radio a Euronymous
» Nargaroth... acojonante.
» VENDO UNA PEQUEÑA PARTE DE MI COLECION PERSONAL, MAS IRE AÑADIENDO--

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
*SCREAM es sólo el Comienzo* :: Tokio HisTorias :) :: Fics XXX-
Cambiar a: